Como proteger tu columna vertebral


El dolor en la espalda es una de las molestias más comunes a lo largo de nuestras vidas. Y mientras más pasan los años, más nos convencemos de esta realidad.
La espalda es el órgano que nos mantiene a los seres humanos sentados, parados y caminando. Es uno de los órganos que más se usa en el cuerpo humano. Carga el peso de todo el cuerpo. Está prendido más del 90% del día, y solamente descansa cuando usted está acostado.
A esta realidad se añaden factores como la mala postura, la artritis, la osteoartritis, el sobrepeso, el envejecimiento de la columna y el envejecimiento de los discos.

Ante un dolor de espalda, es común recurrir a la automedicación. Sin embargo, hay que tener cuidado con esta práctica.
Si un dolor no se quita en un día, el dolor no se va a quitar solo. Usted se toma su calmante, si pasa un día y ese dolor no se ha quitado, es momento de ir al médico, porque mientras van pasando los días, se pone más grave el problema y lo que con un doctor se podía quitar en una semana, se convierte en un proceso que es crónico y estará más tiempo afectado. Lo correcto es buscar ayuda de un médico.
Entre los riesgos de ignorar las señales, está el que el dolor se convierta en un caso crónico. También, que verdaderamente se pille la raíz del nervio completamente, y eso provoca un dolor bien severo, es un dolor para llorar. Y tercero, el que pudiésemos tener problemas con el cordón espinal.

Mantenerla saludable

-Oriéntate sobre medicamentos naturales que pueden trabajar a nivel de prevención, suplementos vitamínicos, así como aquellos que puedan formar parte de un tratamiento.
-Procura mantener un peso adecuado.
-Adopta una dieta balanceada.
-Mantén una buena postura.
-Realiza una rutina de ejercicios -asegúrate de consultar con tu médico y un entrenador sobre los que convienen según tu cuadro clínico-.
-Procura contar con un descanso apropiado.
-Habla con tu médico para la realización de radiografías cada cierto tiempo para conocer la condición de tu espalda, incluso durante la infancia.
Se aconseja a los padres que lleven a sus hijos desde niños al médico de cabecera para descubrir si hay deformidades en la columna vertebral. También, en la preadolescencia y la adolescencia. El objetivo es prevenir que, por ejemplo, si sufre de escoliosis, evitar que se ponga peor.

C V Columna Vitae – Dr. Mario Fiore © 2008 - 2015 www.columnavitae.com